Un poco de historia

En 1498 Cristóbal Colón desembarcó en la Península de Paria, en tierra firme y los españoles vieron como los indios de la región se adornaban con perlas. Un año más tarde se descubrirían los bancos de ostras perlíferas en lo que hoy en día es el Estado Nueva Esparta y se fundó a finales de 1500 la primera ciudad española en Suramérica en la isla de Cubagua, que en ese entonces se llamó Nueva Cádiz.

Hoy en día la isla de Cubagua está abandonada, sólo existen algunas rancherías de pescadores y un pequeño pueblo. Las piedras de las ruinas de la ciudad son utilizadas por los pescadores para decorar sus casas.

 Ruinas de la isla de Cubagua

Los indios debían bucear en busca de las perlas. El abuso por parte de los españoles acabó rápidamente con las poblaciones indígenas de la zona. En 1528 se descubrieron también perlas en la isla de Coche. Debido a que la extracción de perlas en Cubagua estaba disminuyendo mucho, sus habitantes se trasladaban a Cumaná y a la isla de Margarita.

En Diciembre de 1541 un maremoto destruyó completamente la ciudad de Nueva Cádiz y la isla ha quedado deshabitada desde 1548.

Se pueden ver restos arqueológicos en el museo Nueva Cádiz cerca de la Plaza de la Asunción en la Asunción y en el Museo Marino en Macanao hay una sala dedicada a la extracción de perlas y la isla de Cubagua.

Hay dos versiones del origen del nombre de la isla de Margarita, la primera es que es el nombre en lengua griega para la perla y la otra es que se le dio el nombre a las isla en honor a la princesa Margarita de Austria.

Margarita, como todas la islas del Caribe sufrió, numerosos ataques de piratas a lo largo de su historia, en total fue asaltada 14 veces. De ahí la existencia de tantos fuertes. Actualmente existen y pueden visitarse: el fortín de La Galera en Juan Griego, el Castillo de Santa Rosa en la Asunción y el Castillo de San Carlos en Pampatar.

Castillo de Santa Rosa Castillo de Santa Rosa en la Asunción

Nueva Esparta tuvo un papel muy importante en la guerra de independencia contra los españoles,de ahí el nombre del Estado, de los guerreros valientes de Esparta.
 En 1815 Juan Bautista Arismendi comandó una revuelta contra los españoles. En represalia, su esposa, Luisa Cáceres de Arismendi, de 16 años, fue mantenida cautiva en los fortines de la isla, donde dio a luz a una niña que murió a causa del cautiverio. Posteriormente fue enviada a España. Años más tarde regresó a Venezuela y murió muy anciana.
Cañon de la época Cañón en el Castillo de Santa Rosa

Después de la guerra de la independencia Margarita continuó siendo una tranquila isla de pescadores hasta que se declaró zona franca en los años setenta.

Informaciones tomadas de: Bauman y Young; Guía de Venezuela, Armitano Editores 1986 Caracas Venezuela